948 104 461 info@kunap.com

Últimamente he estado leyendo sobre el dolor lumbar (low back pain, LBP) y (dentro de lo mucho que me queda por aprender y entender sobre este tema) tengo claros varios conceptos clave:

  • No siempre una imagen es la verdad absoluta y menos en fisioterapia.
  • Los aspectos psicosociales influyen.
  • Que el ejercicio es básico, no sólo en el LBP, si no en la salud en general.

Vayamos punto por punto.

 

Hallazgos en las pruebas de imagen

Cada vez son más los estudios que están demostrando que a pesar de que existan hallazgos en las pruebas complementarias, como una resonancia magnética (RM), esto no implica que haya dolor.

Multitud de sujetos presentan hallazgos en las pruebas de imagen sin presentar síntomas, por lo que es peligroso tomar decisiones intervencionistas juzgando únicamente los cambios degenerativos vistos en imágenes de RM.

Es importante tener la idea de que una imagen NO vale más que una buena exploración. Cómo en muchos aspectos de la vida, 2+2 puede que no sean 4. Estas pruebas, como su propio nombre indica, son complementarias. Es decir, que nos ayudan a descartar o confirmar aquello que sospechamos tras realizar la exploración. La toma de decisiones clínicas debe ser prudente y los hallazgos encontrados en las pruebas deben correlacionarse con los síntomas relatados y los signos clínicos.

La importancia de los factores psicosociales

Continuando con lo dicho en el párrafo anterior, si sólo nos fijamos en la imagen, nos olvidamos de otros factores, como por ejemplo, los psicosociales.

Actualmente, se está observando como su relevancia en casos de LBP va siendo mayor. Ha sido demostrado que el hecho de estar sometido a situaciones de depresión, ansiedad o kinesiofobia (miedo a moverse), incluso ciertas emociones, hacen que la incapacidad a causa del dolor aumente. De hecho, los factores psicosociales son considerados como el factor de pronóstico más fiable.

Aportar la información precisa es importante para que cada paciente adquiera una actitud que le permita gestionar el dolor de forma adecuada y recuperar su actividad normal cuanto antes.

Ejercicio como herramienta preventiva

Cada vez se ven más posts, recomendaciones o anuncios sobre ejercicios funcionales, de cuerdas o gimnasios. Hacer que nuestro cuerpo funcione y que este preparado para asumir lo que le pidamos en el día a día es básico para evitar lesiones. Y esto se consigue teniendo una vida activa y moviéndonos.

ejercicios-prevencion-osteoporosis-e1478101327264 (1)

Si retrocediéramos unos 100 años y alguien hubiese decido montar un gimnasio, lo más probable es que su negocio no hubiese funcionado. Levantar cajas pesadas o mover las ruedas del tractor eran parte del trabajo que buena parte de la población realizaba. Actualmente, el tipo de trabajo que realizamos es diferente, salvo determinadas profesiones, no se realizan trabajos físicos. Por eso, entender que moverse aporta salud y ayuda a prevenir lesiones es clave.

No hay un ejercicio o un deporte que sea la panacea. Todos tienen unas ventajas y por contra unos inconvenientes; bien es cierto que algunos pueden aportar más beneficios. Lo que es verdaderamente recomendable es realizar el ejercicio que nos guste de forma segura y que disfrutemos con ello. A partir de ahí, que cada uno elija con que se divierte… y se cuida!

Bibliografía:

Call Now Button