948 104 461 info@kunap.com

En ocasiones los padres se sienten desbordados porque su hijo presenta rabietas, a veces llegan a pensar que lo hacen para retarlos o ponerlos en evidencia.La rabieta es una explosión emocional que presenta el niño para expresar rabia o enfado. Normalmente esta rabia o enfado viene porque algo no ha salido como él se esperaba o porque no ha conseguido lo que quiere.

La etapa de las rabietas es una fase normal en el desarrollo del niño, que les ayuda a aprender a tolerar la frustración, a expresar y gestionar sus emociones.

El comportamiento de los padres ante las rabietas es clave. Cuando los padres aprenden a manejar esta etapa, los resultados son niños más tranquilos y con más habilidades emocionales.

Os dejamos 5 pautas que siempre debemos tener en cuenta para manejar las rabietas:

Si tuviese que decir 5 claves para saber manejarlas serían:

  1. Evitar pegarle. Ni un cachete. 
  2. No razonar con ellos en ese momento. 
  3. No etiquetar al niño de malo o malcriado. 
  4. No gritarle al niño.
  5. No ceder a las peticiones que causan la rabieta.

Pero como ya sabéis cada caso es diferente y no suelen ser blanco o negro, por eso siempre nos gusta conocer y analizar cada caso en particular para dar pautas más específicas y eficaces con el fin de resolverlo.