948 104 461 info@kunap.com

Las tendinopatías están caracterizadas por un deterioro en la estructura del tendón, lo que puede llevar a dolor, inflamación, debilidad y limitación del movimiento. Suelen darse por sobreuso, ya sea por un aumento de la actividad de dicho tendón, por mala técnica o por realización de movimientos que dicho tendón no está acostumbrado a realizar.

Por lo tanto, para el tratamiento de tendinopatías es fundamental una adecuación de las cargas a las que el tendón está sometido. Sin embargo, mediante la nutrición también se puede ayudar a mejorar la estructura del tendón.

OBJETIVOS NUTRICIONALES EN TENDINOPATÍA

Ante una tendinopatía es fundamental seguir unas pautas dietéticas que aseguren el cumplimiento de los siguientes objetivos:

• Regulación de la inflamación, ya que las tendinopatías cursan con un proceso inflamatorio importante.
• Asegurar un balance energético adecuado.
• Proporcionar sustratos necesarios para disminuir el estrés oxidativo.
• Ayudar en la remodelación del tejido tendinoso para la producción de fibras de colágeno tipo I y su correcta alineación.

INDICACIONES NUTRICIONALES EN LA TENDINOPATÍA

• En las tendinopatías se da la liberación de múltiples citoquinas inflamatorias, por lo que con tal de proporcionar un ambiente metabólico que favorezca la resolución de la inflamación, se recomienda evitar el consumo de alimentos pro-inflamatorios y aumentar el consumo de alimentos antiinflamatorios y de omega-3.
• Las tendinopatías también cursan con un estrés oxidativo, donde se ven aumentados los radicales libres, sustancias reactivas de oxígeno y de nitrógeno. Es por ello, que se recomienda aumentar el consumo de antioxidantes en la dieta.
• En un proceso de lesión tendinosa, los tenocitos disminuyen en volumen y forma y aumenta su contenido de fibras de colágeno tipo III (que tiene una alineación irregular y menor fuerza biomecánica). Además, los haces de colágeno se desorganizan y aumenta la neovascularización y neoinervación. Con tal de evitar que esto ocurra y ayudar a una correcta resolución de la lesión del tejido, se recomienda suplementar con 15-20g de colágeno hidrolizado junto con mínimo 50mg de vitamina C.
• Por último, con tal de proporcionar sustratos que ayudan a las propiedades del tendón se recomienda incluir el consumo de alimentos ricos en zinc (queso, huevo, piñones…), hierro (legumbres, bivalvos, hígado, cerdo, ternera…) y magnesio (queso, frutos secos, cereales enteros…).