948 104 461 info@kunap.com

La nutrición desempeña un papel crucial en la recuperación de las lesiones musculoesqueléticas al proporcionar los nutrientes necesarios para optimizar diferentes procesos fisiológicos que se dan en esta etapa.

Una alimentación adecuada proporciona los nutrientes necesarios para la regeneración y reparación de los tejidos dañados como pueden ser el músculo, tendón, ligamento y/o hueso. En particular, se debe ajustar la ingesta de proteínas para asegurar la síntesis de nuevas proteínas en el tejido lesionado.

Así mismo, la mayoría de las lesiones van acompañadas de un proceso inflamatorio, el cual puede modularse a través de la ingesta de algunos nutrientes como los ácidos grasos omega-3 y los antioxidantes.

Otro aspecto común durante las lesiones es que, a menudo, van acompañadas de un periodo de disminución de actividad física o de inmovilización, periodo en el que se debe ajustar la ingesta calórica y proteica para evitar la atrofia muscular.

En cuanto a lesiones óseas y articulares será fundamental valorar los niveles de calcio y vitamina D con tal de optimizar la recuperación y evitar recidivas.

Por último, es importante valorar el estado del sistema inmunológico y reducir el estrés oxidativo en el cuerpo para prevenir infecciones o complicaciones.

Además, el abordaje nutricional en estos casos debe ser individualizado en función de las necesidades individuales y el tipo de lesión y adaptado a la etapa de la recuperación de la lesión.

Si estás buscando una recuperación integral mediante fisioterapia y nutrición en KUNAP disponemos de bonos que incluyen sesiones de fisioterapia y de nutrición. Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.